Espacio Político

16 de junio de 2020

Por Miguel Ángel Meléndez Nava

DANZA POLITICA RUMBO AL 2021

A un año de que sociedad tlaxcalteca decida quién  será su  Gobernador o Gobernadora, quienes serán  sus  diputados locales, sus  60 presidentes municipales, sus  tres diputados federales y quienes serán  los presidentes de las diferentes  comunidades del estado, hasta el momento  no se ve nada definido, o con una tendencia triunfadora  y no porque no haya aspirantes, si no porque  la pandemia del coronavirus, hecho abajo todos los trabajos que venían realizando los partidos políticos y los prospectos precandidatos, en tres meses la mayoría de tlaxcaltecas se olvidaron de la grilla rumbo al 2021 y  su preocupación principal es su salud,  aunque eso no quiere decir que el reloj político este parado o no estén trabajando los grupos políticos,  lo hacen a por debajo y en lo obscurito,  aunque  hoy los líderes partidistas enfrentan un gran dilema, primero; buscar candidatos que les garanticen el triunfo, y segundo; que los candidatos tengan identificación con la gente,  esto se ve muy difícil, ya que hoy la ciudadanía casi en general a perdido no sólo la confianza en los políticos y en los partidos, sino que los excesos o el mal trabajo de las actuales autoridades, ya sean diputados o presidentes municipales,  han  ido  creado un desinterés en la política ,  hoy la gente dice y con justa razón: si apoyo a “X” o tal candidato, seguramente llega y se olvida de la gente, y lo peor solo se dedican a enriquecerse y ejercer la corrupción, como actualmente según dicen lo hacen la mayoría de legisladores  locales y ediles  municipales, ante este panorama nada halagador , y si la pandemia se alarga pueden ser  unas elecciones  con poca participación, donde pueden ganar mucha gente que no es conocida, pero que pueden ser buenos gobernantes.

Hoy según las  apreciaciones rumbo al 2021, donde hay un poco más de  interés es para buscar quienes serán los candidat@s al gobierno del estado, las encuestas ponen y quitan personajes, a unos les dan más posibilidades, a otros los desaparecen y otros ni  los mencionan, cuando lo importante no deben ser los nombres, sino  buscar  cuál sería el candidat@, que realmente quiera trabajar por Tlaxcala, desgraciadamente ya son varias décadas que los tlaxcaltecas hemos  estado sometidos y gobernados, por familias de la elite política tlaxcalteca, pues hasta  por ahí hay un adagio  que dice que  Sánchez Piedras, formó una dinastía para gobernar el estado y casi se cumplió, solo se rompió cuando el Oaxaqueño Héctor Ortiz, derroto al hacendado Mariano González, pero  quien después de  6 años recupero el poder,  por sus   excesos familiares y el  mal gobierno de amigos y compadres durante el mandato de Ortiz Ortiz, hoy la situación es diferente para el partido que actualmente tiene el poder,  hace 4 años,  el gobernador González Zarur,  tenía el control y poder  político,  de ahí  que logro imponerle a Peña Nieto,  a su candidato, el actual gobernador: Marco Mena, quien en tres años y ocho meses poco a hecho, primero; por el corto  tiempo de su mandato , segundo; porque el actual presidente no es de su partido y no creo que tenga todos los apoyos como el quisiese,  tercero; porque Mena Rodríguez no tiene la  experiencia y conocimiento del  estado, de ahí que solo tres obras han sido el emblema de su gobierno, la autopista Apizaco-Tlaxcala, que ya lleva mucho tiempo sin terminar,  el elefante blanco del estadio Tlahuicole que está a medias, sin su cancha empastada  y el hospital general de Tlaxcala que está en construcción, y que quien sabe si lo termine, ante este panorama un candidato fuerte del PRI, no hay, los que se mencionan son: Anabel Avalos y Florentino Domínguez, que  difícilmente harían ganar al tricolor, aunque para muchos  priistas su carta fuerte seria Noé Rodríguez, un político con experiencia pero con mucho fuego amigo en contra, en cuanto a  MORENA,  el partido en el poder, la cosa esta dividida, por un lado la  súper-delegada y personaje político de elite: Lorena Cuellar, con 10 años de campaña encabeza las encuestas aunque, su larga campaña la ha ido desgastado por lo que   ya no es  bien vista por la mayoría de tlaxcaltecas,  primero; porque dicen que no cumple sus compromisos, y segundo; porque  dicen el poder   solo lo quiere como un capricho o una obsesión, aunque la súper delegada   tiene  sus positivos como son una campaña permanente a través de los programas federales, un juego mediático bueno,  solo que esto contrasta con el manejo  de  la delegación de  Bienestar, donde  toda su  gente  se siente que son generales y han descuidado el objetivo que el presidente quiere tenga esta dependencia.

En cuanto al Senador Joel Molina, quien también se menciona, es un hombre de pueblo, con  profesión de maestro, pero con mucha experiencia política, ya que durante más de cinco décadas ha tenido varias representaciones tanto en el magisterio como  de elección popular , además de  haber sido  funcionario de gobierno con varios gobernadores, lo que le ha permitido tener contacto directo con los diferentes sectores de la sociedad tlaxcalteca, por lo que es  conocido, aunque su principal cualidad es ser un buen  operador y conciliador  político con todos los partidos políticos y  con agrupaciones no gubernamentales, lo que lo hace un precandidato fuerte, además de que no es dueño de ranchos, ni gasolineras ni dueño de medio Tlaxcala.

En relación al Partido Acción Nacional, sus dos cartas fuertes son la eterna candidata: Adriana Dávila y la Senadora Minerva Hernández, dos mujeres muy inteligentes y con mucha suerte, ya que los puestos de elección popular que tiene han sido por representación proporcional o porque han contado con padrinazgo como fue el caso de Adriana Dávila, quien fue impuesta por el ex presidente Felipe Calderón, de ahí que las  posibilidades de las dos políticas son mínimas, en cuanto al SAGA, solo es un político de conveniencias y de amarres políticos, por lo que no representa ningún poder.

En  relación a  las diputaciones y presidencias municipales, todo es muy especulativo, ya que si bien ya se mencionan nombres, son muchos los que quieren aunque lo raro es la aparición  de personajes que ya fueron diputados o presidentes municipales, y según ellos por amor a su gente quieren regresar, pero, no regresar lo que se llevaron, sino regresar por mas, lo que seguramente la ciudadanía no permitirá, en este tenor están los actuales diputados locales y algunos presidentes municipales que solo quieren cambiar de oficia lo que se ve casi imposible ya que los diputados lo único bueno que han hecho es tener súper-sueldos y algunos ser muy buenos para la corrupción, de los Presidentes Municipales casi todos salieron buenos para los moches, el nepotismo y para el manejo financiero son unos verdaderos magos, aunque aquí queda la duda ¿Quién los protege? El OFS o los Diputados Locales,  pero  dejamos que el  tiempo  decida.

Por último, un saludo al director de transporte de la SECTE: Gilberto Silva, un gran operador político priista que según dicen, ya anda trabajando rumbo al 2021, bueno hay que ver ¿Cuál es la pretensión?, también se menciona al actual secretario de esta dependencia para contender en el próximo proceso electoral.

Comentarios