Espacio Político

6 de mayo de 2020

Por Miguel Ángel Meléndez Nava

NO HUBO SHOW EL PRIMERO DE MAYO

Los mariachis callaron, las bandas enmudecieron y los grupos sonideros se quedaron sin chamba, sin duda una gran verdad ya que  un gran número de trabajadores  fueron presas del coronavirus y se quedaron sin trabajo,  aunque en relación a la  canción de José Alfredo Jiménez, dicha  melodía  este año cumplió tal cometido ya  que el pasado primero de mayo fue un día como cualquier otro,  pues  ninguna agrupación sindical de las que  cada año utilizan esta fecha para manifestarse lograron realizarlo,  hoy  tuvieron que quedarse con las ganas de salir a las calles a gritar consignas, exigir aumentos salariales, pedir más prestaciones y algunos casos  hasta vandalizar los centros históricos, hoy el primero de mayo fue diferente. 

Por primera vez en varias décadas los trabajadores se quedaron con las ganas de estrenar pants o uniformes que los distinguían de una agrupación con otra, hoy el problema de salud de la pandemia del Coronavirus hizo que miles de trabajadores se quedaran en sus casas resguardándose del peligro que representa esta enfermedad que a nivel mundial tiene casi parada toda actividad de trabajo.

Hoy solo algunos líderes sindicales y algunas agrupaciones independientes se manifestaron a través de medios de comunicación para apoyar las medidas de salud que están  implementando tanto el gobierno federal como los gobiernos de los estados si bien es una medida muy acertada también debieron haber hecho  señalamientos y exigencias para que la clase trabajadora tenga mejores sueldos y prestaciones ya que actualmente hay mucha disparidad en estos rubros pues no es lo mismo los sueldos y las prestaciones que reciben  los trabajadores de CFE, PEMEX y TELMEX, de los que tienen los trabajadores de maquiladoras y fábricas, quienes reciben salarios mínimos y tratos muchas veces humillantes, principalmente en la  equidad de género.

Si bien no se permitieron concentraciones, ni desfiles ni manifestaciones si es necesario, hacer una pausa y que  los patrones y los líderes sindicales, jueguen el rol que les corresponde ya no puede ser posible que el día del trabajo se transforme en una fiesta donde los patrones y los líderes sindicales montan circos, con música, comida, bebida y la clase trabajadora sea la que del espectáculo muchos analistas han escrito que después que el mundo se sobreponga a la pandemia  del coronavirus, nada será igual y ojala la clase trabajadora, entienda que el día del trabajo no es una fecha de   fiesta sino  una fecha para exigir a patrones y gobierno mejor salario y mejores prestaciones aunque también la clase trabajadora debe   comprometerse a ser más competitivos, en cuanto a  los patrones no  solo deben  cuidar  su economía ante la complacencia de los líderes sindicales quienes se venden al mejor postor olvidando a quienes supuestamente representan.

Hablando de trabajadores, varios grupos de personas que tienen trabajos informales se han estado manifestando tanto en las dependencias federales como estatales solicitando apoyos económicos lo que es una solicitud  valida pero que debe cumplir con requisitos que el mismo gobierno le marca la ley de ahí  que debe ser  importante  que las autoridades tanto  federales como  del gobierno del estado hablen con la verdad a los grupos que demandan los apoyos  si pueden apoyarles o no, porque por ahí está surgiendo una duda de que las dos dependencias están tratando de utilizar la necesidad con fines electorales  futuristas lo que  no sería válido, de ahí que deben hablarles con la verdad y no  hacerlos ir y venir para que al final  decirles no se puede, por cierto por ahí ya hay comentarios de que algunos grupos o lidercillos aprovechándose de la necesidad ya empiezan según ellos  hacer gestiones para que los grupos reciban apoyos lo que es totalmente falso ya que tanto los apoyos federales como estatales según las autoridades únicamente los da personal de las dependencias federales o estatales.

Por último quiero felicitar a los diputados locales y legisladores  federales que hace unos días entregaron material  que servirá  para proteger al personal médico del IMSS, ISSSTE y SESA, bien por los representantes populares quienes al igual que los coheteros, si ayudan es malo y si no ayudan también es malo.

Comentarios