Espacio Político

20 de noviembre de 2019

Por Miguel Ángel Meléndez Nava

ENCUESTAS ENGAÑADORAS Y CON POCA CREDIBILIDAD

El dicho popular dice “que no hay fecha que no llegue ni plazo  que no se  cumpla”   y en Tlaxcala, los días para la elección de candidatos a presidentes de comunidad, presidentes municipales, diputados locales , diputados federales y candidat@ al gobierno del estado, poco a poco se van acortando, tal es el avance del tiempo que algunos de los prospectos a encabezar algunas de las candidaturas, han iniciado una guerra de encuestas y rumores que buscan atraer la atención de los diferentes sectores de la  sociedad tlaxcalteca.

Este juego mediático si bien en algunos momentos fue un instrumento muy rentable, al paso del tiempo ha ido perdiendo credibilidad y no porque sea malo, sino porque  la manipulación de los resultados,  ha  ido creando desinterés en los diferentes sectores de la  sociedad,  quien se han  ido dando  cuenta que quien paga aparece como puntero y que  quienes  estorban a sus  pretensiones   son relegados o no tomados en cuenta,  si bien en las encuestas aparecen  algunos nombres de políticos que  sobresalen  por su experiencia y trabajo , también es cierto que hay gente totalmente desconocida y que porque paga aparece encabezando las encuestas tal es el caso del Saga, empresario que sin ningún cartel político, aparece en algunas encuestas arriba en  las preferencias.

Hoy a 21 meses del cambio de estafeta del gobierno estatal, ya se mencionan muchos nombres de politic@s, que utilizan diferentes estrategias para llamar la atención y tratar de posicionarse en el ánimo de los diferentes sectores sociales del estado, los hombres y mujeres que tienen ciertas posibilidades de ser nominad@s por sus partidos, hasta el momento  no tienen nada seguro, primero porque nadie sabe si van  a vivir o si no se va a enfermar, en el trayecto de casi dos años,  segundo porque la política es muy engañosa, pues  hoy pueden ser los mejores posicionad@s o los mas conocid@s, pero si las circunstancias cambian todo quedara  en una  simple aspiración.

Mencionar  en estos momentos los  nombres de los prospectos es muy fácil, pero es necesario hacer un análisis de cada uno de ellos, desde sus orígenes, su carrera política sus logos y desaciertos pero principalmente se debe conocer ¿Por qué quieren ser gobernador, para servir o para servirse? ojala el poder  no lo  quieran utilizar  para beneficio personal, familiar o de grupo político ya que Tlaxcala se ha significado, porque el poder se lo disputan las familias de abolengo,  de ahí  que la sociedad tlaxcalteca seguramente tendrá un gran reto a la hora de emitir su voto, pues los tlaxcaltecas ya son una sociedad más crítica y analítica,  ya conocen a los priistas, perredistas, panistas, morenistas y uno que otro actor político de partidos morralla, que cada tres y seis años, hacen su aparición para negociar puestos de elección popular o simplemente para tratar de seguir en las nóminas gubernamentales o municipales.

Como están los escenarios a nivel estatal, se ve muy difícil que en menos de un año y medio los partidos políticos de antaño  logren consolidar una plataforma fuerte que les permita ser competitivos en contra de MORENA y hablo del PRI, PAN, PRD, partidos que como se ve no se han repuesto  de la sacudida del 2018, en cuanto a  los partidos pequeñines como el PT, PANAL, MC y PAC, seguramente están analizando alianzas que les garanticen su sobrevivencia política ya que su capital político electoral depende de con quien hagan sus alianzas,   en Tlaxcala, no sería nada raro que MORENA, PAN, PRD, PT,  PANAL, PAC,  puedan ir en alianzas de facto,  porque digo esto porque todos los partidos sin excepción han perdido credibilidad y difícilmente podrán ser competitivos por si solos,  en el caso del partido tricolor los escándalos nacionales en torno a su dirigente nacional, cayeron como balde de agua fría sobre muchos priistas que querían revivir al PRI, pero que al ver que pueden ser denunciados al igual que su líder, prefirieron bajar el tono de sus pretensiones y aquí en Tlaxcala, el  PRI, de hoy  es un partido  pasivo y  con una dirigencia que se siente gobierno, por lo que han abandonado a su suerte a  sus simpatizantes, si bien les hacen comidas o desayunos  estos son  selectivos, para puros cuates y los viejos priistas los de talacha  lo saben, en este partido  de nada sirve que  No Rodríguez, ande de un lugar a otro tratando de reagrupar a los priistas, si no tienen un líder, como lo fue Mariano Gózales Zarur, quien imponía respeto y orden, hoy el PRI-GOBIERNO, no tiene ni puede  venderle nada  a  los tlaxcalteca,  en tres años Marco Mena,  no ha hecho nada, solo  presume  tres obras no terminadas, el estadio Tlahuicole, la remodelación de la  Autopista Tlaxcala-Apizaco y el Hospital General, que lleva un 30 por ciento de su construcción y para colmo algunos priistas como Anabell Avalos, anda según dicen  organizando eventos políticos con otros partidos como se vio  con la RJ, de Santiago  Sesin, evento en el que mostro  musculo y convocatoria, pero eso  en nada ayuda a su partido,  en cuanto a los Perredistas, sus divisiones y el canibalismo de algunas de sus figuras emblemáticas, no lo dejan fortalecerse, si bien su líder estatal, trata de hacer  competitivo a su partido, las ambiciones de algunos personajes y grupos lo dividen, ojala el joven político Santiago Sesín, pueda recuperar el poder competitivo de  este partido para   el 2021, en relación a los panistas su líder Gilberto Temoltzi, ha ido demostrando ser un líder inteligente que va tejiendo y sumando grupos que estaban dispersos si bien no tienen un candidat@ fuerte a la gubernatura si pueden seguir siendo la segunda fuerza política en el estado y esto lo saben  Adriana Dávila, Aurora Aguilar, Adolfo Escobar y Minerva Ramos, quienes si quieren figurar se tienen que alinear, en cuanto a MORENA, las ambiciones de algunos de sus simpatizantes, han creado divisiones y lucha por el poder, la obsesión de algunos personajes por  ser candidat@s, más que ayudarle al  partido de López Obrador,  lo dividen y seguramente él lo sabe, de ahí el mensaje de sentar a Yeidckol Polevnsky y Bertha Lujan, para que el próximo 30 de noviembre, se nombre una dirigencia nacional, donde puede aparecer un tercero en discordia quien se encargue de organizar y fortalecer a los morenistas en todo el país y con ello manda el mensaje de que nadie está seguro rumbo al 2021.

En el  próximo comentario tratare de analizar las  carreras políticas con  sus aciertos y desaciertos de  quienes se mencionan con más posibilidades de ser candidatos al gobierno del estado por el PRI, Noé Rodríguez Roldan, Anabell Avalos y Florentino Domínguez, por el PAN, Adriana Dávila y Minerva Ramos y por MORENA, Joel Molina, Lorena Cuellar y Ana Lilia Rivera.

Comentarios