Espacio Político

22 de octubre de 2019

Miguel Ángel Meléndez Nava

¿TERMINA LA 4T CON CASICAZGOS SINDICALES?

Dos acontecimientos muy relevantes marcaron la semana que terminamos una fue  la renuncia del líder vitalicio del Sindicato de PEMEX  Carlos Romero Deschamps y otra el que el ejército dejara  libre a Ovidio Guzmán, hijo del célebre narcotraficante  Joaquín el  chapo Guzmán, dos actos que pueden marcar el antes y el después de la cuarta transformación, pero iremos por partes, en el caso de la renuncia de líder petrolero, esta  se puede  enmarcar en una nueva realidad  que el gobierno federal, quiere que transite la clase trabajadora, quien  por décadas ha estado  secuestrada por vivales líderes sindicales que en complicidad con los gobernantes en el poder, montan monarquías, donde solo un reducido grupo de familiares e incondicionales dirigen y explotan a la clase trabajadora que está  afiliada a los sindicatos,  entes que  supuestamente defienden los intereses de los trabajadores.

La renuncia de Romero de Deschamps, no es algo nuevo para sociedad mexicana ya que en  los anteriores regímenes gubernamentales ya lo habían implementado, solo que era una medida de venganza por no apoyar x o tal proyecto de gobierno, un caso muy sonado fue el del  líder petrolero Joaquín Guzmán “La Quina”, a quien Carlos Salinas de Gortari, destituyo y lo mando a la cárcel, otro líder que sufrió el poder del estado fue el líder Magisterial Carlos Jonguitud Barrios, líder vitalicio del SNTE, quien le dejo el lugar a su creación política       Elba Esther Gordillo y  quien hace siete años  fue destituida y mandada a la cárcel  por el ex presidente Enrique Peña Nieto, primero por oponerse a la famosa Reforma Educativa y segundo  por  sus  excentricidades  y abuso del dinero magisterial, esta escena está a punto de tocarle hoy  al líder petrolero, pero con un presidente que primero reformo la Ley Laboral, para que todos los trabajadores sean libres de asociación sindical, de poder formar sindicatos libremente cumpliendo las normativas de la nueva ley, pero principalmente para que  los trabajadores tengan derechos laborales y de prestaciones que marca la ley, ante este nuevo panorama no será raro que en unos días más seamos testigos de cómo van a caer líderes sindicales que han montado monarquías, ahí está Francisco Hernández, líder de los telefonistas, el mismo líder del SNTE, Alfonso Zepeda quien aunque no tiene mucho que lo nombraron es líder producto de cacicazgos tanto de Elba Esther Gordillo como del jalisciense Juan Díaz de la Torre, quien impuso  al actual líder  quien debe convocar a un congreso extraordinario donde se nombre al legitimo dirigente magisterial del SNTE, tal es la repercusión de la nueva Ley, que el líder Nacional  de la  FETSE Joel Ayala Almeida,  decidió renunciar a su militancia priista y seguramente buscar cobijo en otros espacios políticos, Tlaxcala no es la excepción la monarquía de Blanca Águila, líder de SESA, está en la tablita y como se ve no tarda  en caerse con  la formación del nuevo de la sección 31 de SESA, que liderea el doctor  Daniel Romero,  quien seguramente va acabar con los excesos y atropellos que la Zacatelquense, realizo y quizás siga realizando, la creación de este nuevo sindicato seguramente va ser el detonante para el surgimiento de nuevos sindicatos que realmente defiendan los intereses de la clase trabajadora.

Por cierto a la toma de protesta de la sección 31 de SESA, hubo invitados y padrinos de lujo como los Senadores Napoleón Gómez Urrutia, Joel Molina, la Diputada Federal Claudia Pérez y el líder nacional del CEN de SESA, Luis Alberto Ramos y  el ex procurador de justicia Eduardo Medel Quiroz, quien actualmente es el Director de Recursos Humanos del Senado de la Republica, y quien sigue  siendo el mismo un hombre sencillo y cordial, sin protagonismo, pero que muy calladamente lleva una carrera política ascendente, con su jefe político el ex gobernador de Zacatecas Ricardo Monreal, líder del senado de la república, bien por el paisano.

El otro acontecimiento quizás  más importante fue que las fuerzas castrenses en coordinación con el gobierno federal hayan decidido dejar libre a Ovidio Guzmán, hijo del famoso  narcotraficante Joaquín el Chapo Guzmán, decisión que creo una serie de comentarios y señalamientos en favor y en contra del Presidente Andrés Manuel López Obrador, y que se deben analizar fríamente no con el carácter de justificación o de querer ganar reflectores políticos partidistas, sino que debe ser un análisis frio, ya que decir que fue una decisión errónea, que dejo al gobierno federal y al ejercito de rodillas ante el narco, a simple vista es válida ya que   los mexicanos estábamos acostumbrados a ver al ejército como la máxima autoridad , pero si analizamos sin querer justificar la debilidad del gobierno federal, las circunstancias que se dieron fueron muy difíciles primero porque según dicen los voceros no había una orden de aprensión, segundo porque ni el ejército ni la guardia nacional planearon bien la captura y tercero que ante la desorganización los narcos dieron una lección de organización delictiva eficaz, ya que bloquear una ciudad y amenazar al ejercito de tener secuestradas las zonas habitacionales donde estaban sus familias, podría crear una verdadera carnicería humana, ya que en el momento que los delincuentes atacaran a las familias de los soldados, estos ya no iban a ver quién era delincuente y quien era inocente, por lo que la decisión presidencial creo que fue la acertada, ya que de no prever tal hecho habría cientos de muertos y un señalamiento internacional de un asesinato masivo, creo  amanera personal que si esta decisión la hubiese tomado en su momento Gustavo Díaz Ordaz, hubiese evitado cientos de muertes de jóvenes estudiantes en el trágico 2 de octubre del 68.

Aunque también hay que señalar que el error del gobierno federal y de los mandos máximos del ejército mexicano ya no se pueden repetir,  con el  narco y la delincuencia organizada no pueden jugar a la caperucita y el lobo feroz, el presidente debe actuar ya con firmeza y aplicando la Ley, los señalamientos nacionales e internacionales le pegaron fuerte al gobierno de la 4T, pero también debe tener la cooperación de los gobernadores y de todos los presidentes municipales del país, que es ahí donde existe la duda, si hay una verdadera cooperación o solo es simulación, esta experiencia amarga debe servir para que el gobierno de Marco Mena, tome medidas preventivas y no de discurso que digan que  son casos aislados, lo que sucede en varios lugares del estado en cuanto a ejecuciones, robos y secuestros debe prender los focos rojos, estamos a tiempo.

Comentarios