Espacio Político

24 de septiembre de 2019

Por Miguel Ángel Meléndez Nava

LA UAT, EN EL OJO DEL HURACAN

Dando lectura a una serie de columnas de periodistas nacionales y locales, me llamó la atención la columna del periodista tlaxcalteca  José Luis Ahuactzin, quien valientemente enumera una serie de tranzas, perdón una serie de compras que realizo la UAT, con precios del doble y hasta  del triple  del costo comercial  que se pueden adquirir en los comercios, estos datos señalados ponen en el ojo del huracán a la UAT, ya que los tiempos no son los mismos que antes , pues  hoy la cuarta transformación se ve que va en serio y un ejemplo son los recortes presupuestales a las universidades públicas, que  seguramente se va aplicar  una vez que el gobierno federal ha  detectado una serie de actos de  corrupción y malos manejos financieros, en las casas de estudios, que amparadas en la autonomía, por décadas han lucrado y hecho millonarios a familias y personajes que se han perpetuado en esas casas de estudio, en lo que corresponde a la UAT, hay que recordar que cuando el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador, vino durante su compaña un grupo de alumnos y catedráticos le hicieron llegar una serie de inconformidades y atropellos que se dan en la UAT, y que seguramente no ha olvidado el presidente, por lo que las afirmaciones del rector Armando González Placencia, de que a diario en la universidad hay transas, por las calificaciones y las cuotas, va encender los focos rojos en la Auditoria  Superior de la Federación   y en la función pública, ya que no puede ser que el Rector, reconozca que diariamente hay tranzas en la Universidad que supuestamente el dirige.

Este análisis debe poner en alerta no sólo al Congreso del Estado o al OFS, sino  a la Función Pública Federal, para que de una vez por todas ponga un alto en la máxima casa de estudios del estado ya que no es la primera vez, que se hacen señalamientos de que la UAT, es la caja chica,  de una familia y de un reducido grupo de allegados que gozan de todos los privilegios, solapados por el Rector y por el propio Consejo Universitario, que según dicen es impuesto a modo por un ex rector y su familia para avalar todos sus caprichos y canonjías .

La declaración temeraria del rector chilango Armando González Placencia, sin duda van a calar fuerte en la sociedad tlaxcalteca, ya que la mayoría de jóvenes  estudiantes, son hijos de tlaxcaltecas de clase media y baja, que van al día en sus gastos, ya que son hijos de campesinos, obreros, maestros y burócratas, que con mucho esfuerzo sostienen  la preparación académica de sus hijos, pero si el rector dice que todo es tranza en la máxima casa de estudios, ahora está obligado a hacer público, ¿Cuál es el subsidio real de la UAT,  tanto a nivel federal como estatal?, ¿En qué utiliza anualmente ese subsidio?,   ¿Cuánto ganan los ex rectores y que canonjías tienen?, Debe informar a los tlaxcaltecas el nombre y sueldo  de todos los funcionarios universitarios,  debe informar el nombre de toda la planta de trabajadores universitarios docentes y administrativos con sus respectivo sueldo, debe informar si tiene en las nóminas universitarias a personajes políticos o  de grupos sociales  y cuál es su función, el rector debe informar  si hay daño patrimonial en la UAT,  debe informar cuánto reúne cada semestre por concepto de inscripciones y re-inscripciones ya que son millones de pesos lo que reúne, pues la UAT, es de las universidades más caras del país, el rector debe informar porque hace compras injustificadas como comprar relojes para el consejo universitario, ¿Cuál es la finalidad de dicha compra?, el rector debe informar  por qué las becas de los empleados van con cargo a las becas de los alumnos, debe informar cuántos alumnos hay becados por facultad y cuál es el monto de la beca , la UAT, debe informar  sobre los viajes al extranjero, de qué carácter son, el costo del hospedaje, alimentos y si hay viáticos,  cuál es el monto y los nombres de los alumnos y maestros que realizan esos  viajes, a  los tlaxcaltecas debe informarles el rector el patrimonio que tiene la UAT.

Sin duda que la UAT, va a enfrentar un gran reto de credibilidad, pero también es obligación del gobierno federal, no solo auditar , sino que aplicar la ley, como un ejemplo para  en todas las universidades públicas del país, se combata la corrupción y los malos manejos financieros, es necesario que el gobierno federal  nombre  auditores federales, responsables que no se dejen comprar,  que estén atentos de cómo se emplean los subsidios, ya que ese dinero es aportación de  los impuestos que paga la sociedad mexicana, no puede seguir el discurso demagógico de que las universidades porque son autónomas, no deben rendir cuentas claras, la autonomía es en lo  académico.

Hablando de instituciones educativas en el COBAT, según comentarios de catedráticos y alumnos el Director General y su gavilla, andan muy activos haciendo negocios con las tiendas escolares, la venta de uniformes, la venta de libros y hasta comentan sobre el negocio de la venta de calificaciones, lo que de ser cierto, sería un muy mal precedente para esta institución educativa, aunque el señalamiento  no sería nuevo pues Victorino Vergara, tiene un pasado no muy bueno en su paso por los CECYTES.

Por último, desde este espacio periodístico le envió mi más sentido pésame al Dr. Noé Rodríguez Roldan, y a toda su familia, por el sensible fallecimiento de su hermano Jaime Rodríguez Roldan, quien seguramente ya está a lado del creador, que en paz descanse.

Comentarios