Espacio Político

29 de agosto de 2019

Por Miguel Ángel Meléndez Nava

“NI SON TODOS LOS QUE ESTÁN, NI ESTÁN TODOS LOS QUE SON”

“Ni son todos los que están, ni están todos los que son”, esto en relación a los apoyos estatales y federales que reciben estudiantes de diferentes instituciones educativas de nivel superior, ¿Por qué digo esto? porque tuve la oportunidad primero; de escuchar y después de platicar con dos jóvenes universitarios que al estar platicando entre sí se lamentaban, porque muchos estudiantes que realmente necesitan los apoyos  no son tomados en cuenta, primero; por su condición económica, y segundo; porque siguen habiendo padrinazgos para designar dichos apoyos.

Me llamó la atención cuando señalaban que la mayoría de jóvenes que reciben los apoyos o becas que otorgan los gobiernos tanto a nivel federal como estatal, son utilizados para irse de farra a los antros o para comprarse chucherías que no tiene que ver nada con la preparación  educativa, pues los dos estudiantes comentaron que muchos de los que tienen las becas son jóvenes que tienen posibilidades económicas, pues llevan buena ropa y buenos carros, mientras que muchos jóvenes que son de origen humilde y que no tienen recursos son marginados,  ya que no hay censos que realmente estudien y conozcan el origen de quienes solicitan una beca, aunado a ello, hay el clientilísmo político,  de algunos personajes  que utilizan su posición y la necesidad de los jóvenes  y condicionan  los apoyos y lo peor, que ya  hay muchos gestores que piden porcentaje del cuarenta o cincuenta por ciento de lo que reciben los estudiantes, y como muchos no necesitan los apoyos, lo dan sin ningún problema, generando la corrupción, ya hay casos que han sido denunciados como el de un regidor de San Juan Totolac, que debió haber sido denunciado y separado del cabildo mientras lo investigaran, pero la delegada federal, se ve que  no hizo nada, ya que anda muy campante el regidor coyote,   situación que debe ser analizada muy seriamente, tanto por el gobierno federal como estatal.

Pasando a otro tema, los diferentes  casos que se  dan dentro  de las notarías públicas, dejan al descubierto que esas instituciones son unos verdaderos negocios familiares, y de un reducido número de gestores, que hacen de las notarías,  negocios de lucro, donde todo tiene un precio que se da sobre la oferta y la demanda, ¿Por qué digo esto? porque cada notario cobra lo que quiere por realizar trámites o escrituraciones, sin que exista un tabulador que marque los precios para la realización de algún servicio, por lo que es urgente que las notarías tengan un tabulador que lo conozca la ciudadanía, también es necesario que el gobierno del estado y la Cámara de Diputados, establezcan  que las notarios  solo tengan un periodo de 6 o 10   años para ejercer tal función, ya que según comentarios de los  mismos notarios, las notarías  son vitalicias, lo que no debe permitirse, ya que eso  crea una serie de actos de corrupción y deshonestidad,  como es el caso de algunos notari@s, que cuando sus familiares tienen algún cargo de elección popular, estos  montan sus casas de atención ciudadana, donde ofrecen escrituración y quien lo realiza es su familiar, triangulando las ganancias y utilizando las notarías como escalón político, de ahí la urgencia de que estos negocios, perdón las notarías, deben ser reguladas y auditadas por autoridades federales y estatales,  para que no se ejerza el nepotismo y los actos de corrupción.

Hablando de corrupción, en estas últimas semanas  a varios presidentes de comunidad,  se les ha cuestionado  sus administraciones ya que no rinden informes financieros de los presupuestos que ejercen, del manejo financiero  de las comisiones del agua potable que ellos encabezan y de una serie de cuotas o cobros que realizan los vecinos de sus comunidades, tal es el descontento que en algunas comunidades ya los empezaron a desconocer o algunos han optado por pedir permiso, aquí es importante que los Presidentes Municipales, les exijan a los presidentes de comunidad que cada  fin de año rindan un informe financiero y de ejecución de obras, así como también que deben tener un horario para atender a sus vecinos ya que tienen un sueldo quincenal que deben justificar, lo que no sucede, ya que la mayoría de  estos servidores públicos, tienen otro trabajo o solo van a sus oficinas cuando se acuerdan, o cuando van a cobrar algún servicio, por lo que el Congreso del Estado, que les dio voz y voto, deben ahora modificar la Ley municipal, para que estos vividores, perdón presidentes de comunidad, cumplan su compromiso de servir a sus paisanos.

Por último, desde este espacio periodístico mi reconocimiento a una gran mujer y una  magnifica profesionista del Derecho y que durante sus años de vida se distinguió por ser una persona orgullosa de sus orígenes, pero siempre  con una convicción de ser alguien dentro de la sociedad tlaxcalteca, lo que logro  con esfuerzo y dedicación, descansa en Paz, Lic. Aurora Mateos Paredes.

Comentarios