Espacio Político

27 de noviembre de 2018

Por Miguel Ángel Meléndez Nava

 

SE AVECINAN  CAMBIOS EN EL SNTE, POCO A POCO SE EXTINGUEN LOS DINOSAURIOS

Hace tres semanas en este mismo espacio periodístico lo señale que eran cosas de días o semanas para que Juan Díaz de  la Torre, dejara el SNTE, una vez que Elba Esther Gordillo Morales, se había declarado públicamente como su enemiga número uno, desconociéndolo y señalando que por medio de sus abogados estaba  buscando regresar a la Presidencia Vitalicia del SNTE, lo que origino  que el dirigente de la sección 31, Demetrio Rivas,  sin medir consecuencias y quizás tratando de quedar bien con el aún Presidente Nacional, afirmara que su sección reconocía y apoyaba al Jalisciense, en contra parte el líder de la Sección 55, fue más cauto, no fue protagónico, aunque no dejo de apoyar a su jefe,  solo que los dos secretarios y seguramente la mayoría de maestros que forman sus comités ejecutivos el pasado jueves se llevaron la gran decepción de su vida, cuando Díaz de la Torre, solicito licencia definitiva durante el consejo nacional, donde por cierto  estuvo presente toda la estructura del SNTE.

La disputa por los miles de millones de pesos que el magisterio aporta de cuotas sindicales, apenas inicia ya que si bien Elba Esther, ya logro la salida de quien ella misma impuso, hay que esperar la reacción de más de un millón y medio de trabajadores de la educación, quienes seguramente dividirán opiniones, aunque puedo afirmar que es muy difícil que la Chiapaneca la dejen regresar como líder vitalicia ya que tanto la CNTE como las diferentes corrientes que hay dentro del SNTE entrarían en una polarización y lucha por el poder con quienes simpatizan con ella,  se vendrían  marchas, plantones, suspensiones de labores, toma de carreteras y un sinfín de medidas, que pondría al nuevo gobierno federal contra la pared y eso lo sabe Esteban Moctezuma y López Obrador, de ahí que la maestra quizás siga teniendo poder por segundas o terceras personas pero veo  difícil que ella asuma la dirigencia nacional del SNTE.

Este reacomodo dentro de las filas del sindicato más grande de Latinoamérica, ya se venía venir ya que tanto  la dirigencia  nacional como  las secciones  estatales en todo el país, el pasado primero  de julio, fueron ignoradas ya que mientras los lideres apoyaban al PRI, el magisterio en un 95 por ciento apoyo a MORENA, acción que fortaleció y dio su libertad a la maestra quien durante la campaña de AMLO,  mando a  su nieto y  varios ex dirigentes sindicales tanto nacionales como estatales apoyar el proyecto del Peje, hoy a menos de ocho días de que el nuevo gobierno federal tome las riendas del país, tanto el Presidente como el Secretario de Educación PÚblica, deben tratar con mucho tiento el problema, primero porqué Alfonso  Zepeda, es un dinosaurio que tiene escuela de Elba Esther y era incondicional de Juan Díaz, pero que fácilmente puede cambiar de piel, desde mi muy particular punto de vista la maestra gano perdiendo ya que si bien tendrá poder tras bambalinas no tendrá los reflectores que a ella le gustan y López Obrador, no creo que meta las manos al fuego por ella.

Toca ahora ver cómo repercute este movimiento en Tlaxcala, donde las dos dirigencias estatales del SNTE, ya finalizaron su mandato de cuatro años y los maestros lo saben por lo que exigen se cumpla el cambio estatutario,  tiradores seguramente va haber muchos principalmente  quienes actualmente forman los comités ejecutivos seccionales, aunque lo más sano seria que en las dos secciones llegaran maestros  jóvenes ,  con nuevas ideas yo creo  según mi experiencia que tanto Demetrio Rivas, como Ignacio Díaz, ya tendrán sus candidatos incluso algunos ex secretarios como  J. Carmen, Lenin Calva,  que se sienten influyentes trataran de meter las manos, lo que sería muy malo para las dos secciones sindicales, es tiempo de que los maestros libremente elijan sus dirigentes sindicales.

Hablando de cambios este fin de semana todos los delegados federales adscritos al estado tendrán que dejar sus oficinas y la mayoría de ellos ingresaran a las filas de los desempleados, aunque solo será porque no aparecerán en las nóminas gubernamentales ya que todos se llevan un gran capital financiero pues además de cobrar muy buenos sueldos, tenían pagos extras, bonos y durante el tiempo que estuvieron como delegados manejaron a su antojo los programas federales que en la mayoría de ocasiones triangulaban y les dejaban muy buenos dividendos económicos, pero todo se acaba y ahora tendrán que rendir cuentas a Lorena Cuellar y su equipo que se encargara de que no haya una parálisis de trabajo y tramites, por ahí ya se maneja que el jefe financiero de la delegada   será el  ex Orticista, Juan Manuel Lemus y su equipo quien después de  seis años en  palacio de gobierno se transformó en un prominente empresario, bien por el contador.

Por último desde este espacio periodístico un abrazo fraterno a mi compadre y amigo Carlos Alvares Guarneros, quien el pasado fin de semana perdió a su señor padre Don Demetrio Alvares García, quien seguramente ya está al lado de dios, que en paz descanse.

Comentarios